Nutrición En El Embarazo

Leer mas

Parto en Agua

Leer mas

Embarazo En El Hogar

Leer mas

Nutrición En El Embarazo


Tu estilo de vida tiene un gran impacto  en la salud,  lo cual es muy importante en el embarazo. Es tiempo de realizar un listado y mejorar las cosas que  haga falta. Y asi puedas estar segura que todo lo que estás haciendo promueve un embarazo saludable, sin riesgos de defectos al nacimiento, con mejor pronóstico para ti y tú bebe.

Es muy importante recordar que a parte de una dieta saludable, es necesario practicar una rutina de ejercicio apropiada de acuerdo al acondicionamiento  materno, se recomiendan de 30 a 90 minutos al día de actividad física moderada, lo que disminuye 50% el riesgo de presentar diabetes gestacional, y 40% la preeclampsia.

El embarazo es un periodo crítico durante el cual una buena nutrición es el factor  determinante para la salud  de ambos; madre e hijo. Sin embargo sería recomendable que todas las mujeres aprendieran a llevar una buena alimentación preconcepción, durante embarazo, y posterior a este. Evitar substancias nocivas y utilizar vitaminas y minerales en diferentes periodos del embarazo.

Se disminuyen las complicaciones en el embarazo y el parto cuando la ganancia de peso es adecuada.  Esto influye en el peso y la salud del bebe al nacimiento. Ya que por ejemplo se ha estudiado que a los bebes con bajo peso al nacer, al iniciar recuperaciones forzadas, pueden tener problemas metabólicos en la edad adulta.
Así como pacientes obesas tienen riesgo de agregarse otras enfermedades durante el embarazo, como diabetes, hipertensión, defectos al nacimiento, partos pre termino, mortalidad fetal, y aumenta el índice de cesáreas.

Recomendaciones  preconcepción:

  1. Suplementos con ácido fólico.
  2. Dieta baja en fenilalanina en mujeres con fenilcetonuria
  3. Manejo de la diabetes
  4. No alcohol
  5. No tabaquismo
  6. Tratar infecciones, realizar vacunaciones
  7. Encontrarse en el peso ideal

Plan de alimentación apropiado, basado en edad, nivel de actividad, trimestre del embarazo en el que se encuentra y ganancia de peso, antes de embarazo se calcula plan alimentación y después a este se le aumentan  340 kcal en el segundo y 452 en el tercer trimestre. Puede ser de hasta 4,000 kcal para las pacientes con embarazos gemelares.

La mayoría de las mujeres embarazadas requieren de 2200 a 2900 kcal.
Según las creencias y la ideología una paciente que se niega a consumir un alimento de la pirámide alimenticia debe acudir con un nutriólogo para aumentar la ingesta de algunos alimentos que suplan o aumenten las carencias de este.

 

Es recomendable seguir una dieta con calidad y variedad ya que sobre todo en el primer trimestre del embarazo el apetito puede estar disminuido. Y evitar la falsa creencia que entre más se come más sano será él bebe. Incluir todo tipo de productos para asegurar se esté recibiendo todos los nutrientes sin exceder de ninguno, principalmente  alimentos frescos.

Durante el embarazo se sube de peso de 500 gr  a 1 kg, por lo que al final del embarazo podrá tener de 10 a 15 kilos de su peso inicial. Sobrepasar estas cifras indica aumento de la grasa corporal materna y fetal.
Se recomiendan 3 comidas diarias mínimo, sin embargo en pacientes con reflujo, vomito, nausea,  se pueden realizar 5 a 6 comidas, reduciendo la cantidad en cada una de ellas. Con colaciones de alimentos sin grasa, bajos en carbohidratos  y sin azúcar.

Agua: una mujer embarazada de be  de estar bien hidratada, así como para evitar infecciones urinarias se recomienda tomar  de 8 a 10 copas, equivalente a 8 vasos, o 2 a 3 litros de agua al día.

Suplementos vitaminas y minerales en mujeres embarazadas

600 microgramos de ácido fólico sintético,  adicional al de la dieta, y a comidas fortificadas con este,  reduce el riesgo de defectos del tubo neural si se toma antes de la concepción y en el primer trimestre así como mejora  las células sanguíneas maternas.
Consumir folátos en forma natural o sintética 400 microgramos para reducir defectos de tubo neural al nacimiento. Se encuentra en verdura de hoja verde, espárragos, legumbres, e hígado.

Hierro: aumenta casi al doble su requerimiento durante el embarazo,  a 60 mg diarios, como es difícil obtener esas cantidades en la dieta y alimentos, se recomienda a todas las embarazadas suplementarla de forma rutinaria.  También cuando se registró en algún momento anemia, hay que valorar la cantidad ideal para recuperar hemoglobina. Cuando no se consume se encuentra  bajo peso al nacer, parto pre término, mortalidad perinatal, el consumo de dieta alta en hierro en alimentos naturales o sintéticos, es mejor tener valores normales previo al embarazo, ya que es más difícil aumentarlos durante el embarazo, así como al combinarlos con vitamina c aumenta su absorción.

Sal: no debe ser evitada, sin embargo utilizarla con medida, ya que un abuso puede llevar a retener líquidos. Y en   algunas pacientes con factores de riesgo puede aumentar la presión arterial. Utilizar de preferencia sal yo datada.

Calcio y vitamina d: 1000 mg al día, y vitamina  d 200 unidades diarias, se obtiene principalmente de la leche fortificada y del efecto del sol en la piel. Sobre todo en el tercer trimestre hay un traspaso importante de calcio al feto que si no es obtenido de la dieta es movilizado del tejido óseo materno. Su disminución se asocia a aumento de la presión arterial y parto prematuro. Se obtiene principalmente de los lácteos.

 

Zinc: generalmente baja ingesta en la población, por lo que hay que suplementarla, asociada a bajo peso al nacer y parto prematuro. Principal fuente, mariscos, carnes,  huevo, cereales integrales, pescado, etc.

 

Carbohidratos  aproximadamente   200 gr  en la  dieta diaria.

Proteínas: se encuentran en lácteos, carnes, legumbres, huevo, pescado.

Grasas: 30 % de las calorías totales, tales como ácidos omega 6 contenidos en vegetales, maíz, omega 3 aceites de soya, pescado,  almendras, nueces.

Otros suplementos se recomiendan de acuerdo a las carencias por regiones, pacientes con anemia, embarazos gemelares, vegetarianas o pacientes las cuales no consumen muchos productos animales, de acuerdo a su estilos de vida como fumadoras, consumen alcohol o drogas, y en mujeres infectadas con  VIH requieren multivitamínicos y suplementos minerales.

 

Disminuir bebidas dulces como jugos y refrescos y suplirlos con leche sobre todo en adolescentes.

Un problema frecuente en el embarazo es el estreñimiento por lo que se recomienda alimentarse con fibra, la cual se encuentra en las frutas verduras y se puede consumir de manera adicional

Alcohol: no debe de consumirse ni antes ni durante el embarazo ya que está asociado a defecto y deficiencia del desarrollo neurológico.
Cafeína: alto consumo de cafeína está asociado a perdidas,  abortos, bajo peso al nacer, pero no con defectos al nacimiento.  Algunas bebidas como refrescos pueden contener  cafeína.
Fumar: disminuye  el flujo placentario hacia el feto, por lo que disminuye el paso del oxígeno, aumenta riesgo de aborto espontaneo, placenta previa, embarazo ectópico, parto pre termino, retraso en el crecimiento y  síndrome de muerte fetal temprana.

Drogas ilícitas: se deben evitar durante el embarazo, ya que aumentan el bajo peso a nacer, diámetro cefálico reducido, prematuros y problemas del desarrollo.

Remedios herbales: se debe investigar con los profesionales dela salud, si los productos  naturistas o herbales que la paciente está consumiendo han sido estudiados y que riesgos se corren.

Algunas enfermedades maternas
Diabetes: con esta enfermedad ocurren las mayores partes de malformaciones congénitas cuando las pacientes no están bien controladas.

Hipertensión: grasa poliinsaturada,  dieta baja en antioxidantes, baja en proteína, mala  alimentación, predisponen a padecer pre eclampsia, ya que en algunos estudios el ácido omega 3 disminuyó el riesgo de pre eclampsia.
Evitar los alimentos fritos.

Cuidado con los siguientes alimentos:
Evitar lácteos y jugos  no pasteurizados.
Ensaladas no desinfectadas
Mariscos, huevos, carne, peces crudos

No tener mascotas en el área donde se preparan los alimentos

.

Agrega un comentario

Por: Karina Ledesma

Tel. (443) 688 13 18
Ginecología y Obstetricia - 2012  |  Contacto

Hospital Ángeles, Torre B, Consultorio 712 B
Av. Montaña Monarca Norte 331, Desarrollo Montaña Monarca 58350 Morelia Mich.