Nutrición En El Embarazo

Leer mas

Parto en Agua

Leer mas

Embarazo En El Hogar

Leer mas

Experiencia desde el lado paterno

Ignacio Mtz. Madrigal
Morelia, Mich., 2013

Lucas Uriel Martínez Hernández nació bajo el agua el 11 de diciembre de 2012 hacia las 19:20 aproximadamente. Nació así porque así lo decidimos sus padres y así se planeó mucho tiempo antes de su concepción. Creímos que llegar al mundo en un ambiente humanizado es la mejor vía para hacerlo. Desgraciadamente nosotros mismos no pudimos decidir nacer de esta forma, pero sí aquellos quieran lo mejor para sus hijos.

La experiencia de asistir al nacimiento de un bebé en el agua es algo para no olvidar y más si se trata del propio. Estar presente no es sólo para observar y estar pasivamente esperando la hora del nacimiento, es estar en constante apoyo hacia la mamá pues es la que lleva, junto con el bebé, el trabajo real. Claro que también para mí fue muy cansado y en momentos incómodo, pero… ¿qué será mejor que tu padre que te ha esperado por 9 meses te reciba con sus manos ahí mismo? para esto se requiere decisión, voluntad y paciencia. Para uno como padre es muy importante saber que los dolores del parto son imposibles de quitar, pero el apoyo que brindamos a la madre con nuestra presencia y contención en esos precisos momentos es lo más saludable y estoy seguro que mi hijo también sintió con ese apoyo tomo mi amor. Todo el cansancio, dolor e incomodidad se olvidó al momento de recibir, por fin, a Lucas y ver que lo primero que él vio y escuchó es a las personas que en todo momento estuvieron presentes en su nacimiento y que lo acompañarán gran parte de su vida.

La segunda y también inolvidable experiencia fue al quitarme la camisa y sentir en mis manos y en el pecho ese pequeño e indefenso cuerpo nuevo, que lo único que necesita es el calor de sus padres que con seguridad lo cubran. ¡Qué importante es que las primeras manos que lo acompañen sean las de sus padres! Por eso Lucas no fue nunca a un cunero, ni lo alejaron de nuestro lado para pasarlo de mano en mano entre médicos y enfermeras, se nos permitió estar cerca en todo momento, incluso mientras lo revisaban, y desde ese primer día duerme con nosotros.

Muy importante e indispensable es la ayuda y la presencia, siempre, de los médicos especialistas y la dula, pues ellos nos fueron guiando y dando la seguridad y asistencia que necesitábamos.

Desde ese momento en adelante todo ha sido y será experiencia tras experiencia. Siempre algo nuevo que generará una cadena de momentos imborrables.

Agrega un comentario

Por: Karina Ledesma

Tel. (443) 688 13 18
Ginecología y Obstetricia - 2012  |  Contacto

Hospital Ángeles, Torre B, Consultorio 712 B
Av. Montaña Monarca Norte 331, Desarrollo Montaña Monarca 58350 Morelia Mich.